martes, 6 de enero de 2015

Antes un cafe



Cada eco de cada latido mío pronuncia tu nombre,
cada minuto que pasa quiero saber lo que tu sonrisa esconde,
adivinar los segundos de cada bucle de cada parpadeo,
convertir tu biografía en mi diario
y publicarlo para que pueda leerlo el mundo entero.

Y que sea un grito ahogado,
totalmente improvisado,
que no nos diga la vida lo que tenemos que hacer,
podemos ser unos niños
con arena en los bolsillos
pero luego si conviene poder volver a crecer,
compartamos cigarrillos
y apretemos los gatillos
ante todas esas cosas a las que poder temer,
caminemos de la mano porque errar es humano
y si me agarras fuerte siento que no volveré a caer.

Aún estoy mirando el reloj,
el mundo va a cámara lenta
cuando no te tengo cerca nunca gira veloz,
siento una muerte precoz
si nos miramos a los ojos
siento como aprietas mi botón de off,
y me vuelves más loco de lo que estoy,
hoy soy más feliz que ayer
y mañana lo seré un poco más que hoy,
coronemos la colina de colillas de tu piso,
que surfear en las sábanas sea nuestro compromiso.

'Tú', 2ª persona singular,
pero para mi eres la primera en la vida,
puede que a veces me cueste caminar
porque tú haces que toda ruta me parezca prohibida,
eres lo más cercano a un sueño que he podido tocar,
nos despedimos y también me da miedo despertar,
me quitas la ropa y también una sonrisa,
elegir una parcela entre todos los cuadros de tu camisa.

Mis ojos, espejo de tu alma,
este mes ya voy con calma a pagar la hipoteca de tu cama,
mis dedos atropellan a los miedos mientras
hago skate con ellos sobres las curvas de tu espalda,
después de tanto tiempo sintiéndome tan vacío
resultó que eras tú lo que me hacía falta,
somos humo para el otro
y aún no entiendo porqué,
empezar a hacerlo todo,
pero antes un café.

No hay comentarios:

Publicar un comentario