martes, 18 de diciembre de 2012

Vete ya.



Tú, que llenas todo de alegría y juventud 
que ves fantasmas en las noches de trasluz, 
y oyes el canto perfumado del azul 
Vete de mi. 

No te detengas a mirar las ramas viejas del rosal 
que se marchitan sin dar flor 
mira el paisaje del amor 
que es la razón para soñar y amar 

Yo, que ya he luchado contra toda la maldad 
tengo las manos tan desechas de apretar 
que no te puedo sujetar 
Vete de mi 

Seré en tu vida lo mejor, de la neblina del ayer 
cuando me llegues a olvidar 
como es mejor el verso aquél 
que no podemos recordar 

No hay comentarios:

Publicar un comentario