domingo, 30 de septiembre de 2012

Lo que eres para mi.


Eres para mí como agua clara,
que corre hacia mi corazón como un río,
que nace y que muere en el fondo del mar.

Eres para mí como la luna, desnuda ante la noche.
Guiando mis pasos hasta el amanecer.
Siempre para mi eres lo primero.

Aunque falte el dinero te quiero.
Yo sin oro ni plata, te espero hasta el atardecer.
Tu serás la calma y el consuelo y el aire que me falta algunas veces
agua del arroyo blanco
agua para saciar mi sed.

Te susurraré mil veces al oído que jamás buscaré nada fuera de ti
jamás besaré como te beso a ti, créeme.
Créeme porque es tan cierto lo que digo como lo es el sentimiento de un suspiro
como el frío que siente tu piel,
sin abrigo, sin besos, sin sed.

Quiéreme,
como se quiere por primera vez, quiéreme
y quiéreme,
para los restos de la vida
y quiéreme
 como se que tú lo haces
y quiéreme
de noche, quiéreme de día,

Porque te querré
Aunque te cueste sonreír amor te querré
Y te daré a puñaditos las caricias
Todas las mañanas
Y quédate que mi alma es una para ti una sonrisa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario