miércoles, 8 de febrero de 2012

Engañarte


Deja ya de engañarte.

Eres la causa de ti mismo, de tu tristeza, de tu necesidad, de tu dolor, de tu fracaso o de tus éxitos, alegría y paz. recuerda que incluso de noche encendemos las luz para ver nuestra propia oscuridad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario