jueves, 4 de noviembre de 2010

Te he sentido triste

Te he sentido triste y mis brazos han querido ir a tu encuentro, has conmovido al niño que engendro en mi alma y has hecho llorar al hombre que demuestro ser. Me he quedado sentado sin poder hacer nada, pero deseando hacer hasta lo imposible, pues tengo los deseos dando vueltas por mi cabeza queriendo que se hagan realidad.


Muero por ir a secar tus lágrimas y decirte Mi amor no llores más por favor, mira que esa carita tan dulce que tienes no deseo verla marchitar. Muero por hacerte sonreír y quitarte un poquito de melancolía al regalarte mil gotitas de felicidad, muero por estrecharte entre mis brazos y decirte mi vida aquí estoy, apretándote tan fuerte hacia mí, haciéndote sentir el calor de amor que guardo en mi corazón; calmando tu sollozo con un susurro de amor diciéndote te amo y nunca me iré de tu lado.


Me encantaría hacer mil cosas por calmar tu dolor y me da tanta rabia al sentirme tan lejos de ti…deseo cubrir de alegrías ahora mismo tu mundo y que radiante nuevamente tu belleza salga a relucir.


Te amo mi cielo y espero que estas palabras te hayan reconfortado un poquito, pues yo no sigo siendo el mismo sentado aquí, ya que mi alma y espíritu han ido a tu encuentro.


El que escribe ahora es mi ser enamorado que te ama profundamente y que te deja mil besos de adoración para aliviar tu tristeza en esta noche que nuestras almas se han juntado para dormir al fin juntitas…derramo mis bendiciones sobre ti y oro para que mi señor alivie tus penas, para que de esta manera mañana al despertar me regales tu linda sonrisa y ésta vuelva a ser mi más grande fuente de inspiración.


Hasta mañana mi amor, espero haber endulzado tu corazón con este gran amor que profeso con puro sentimiento y recuerda que no estás sola, pues yo estoy ahí contigo en este preciso momento.


Te digo que lo siento, y que me muero, por no saber tratar de solucionar de otra forma, los problemas que hallamos en nuestro sendero.


Te Amo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario