miércoles, 9 de junio de 2010

Confianza


Llegara el momento en el que baje el nivel del desconcierto y pueda logar llegar a tu orilla de nuevo, donde acampare para vivir los largos días de inviernos y soñando un futuro contigo de nuevo.

Tiempo, calma, todo pasa.

2 comentarios:

  1. En realidad no es tan melancólico como parece, es más bien un "oye, paso de tí, pero me dueles". Nostálgia. No sé... De verdad. ya no sé nada.

    Me encanta tantíssimo tu blog... Me anima muchas veces (por no decir la mayoría)

    ResponderEliminar
  2. Esta publicación me viene, aunque ya debes saberlo, de perlas :)

    Soñar, quizás vivir con esperanza, esa que sujeta los hilos de una posible sonrisa.

    Publicas mucho y me meto poco, me da pena pero no puedo visitarte tan a menudo, de todas formas cuando lo hago es una grata sorpresa lo que leo.

    Besos!

    ResponderEliminar