jueves, 6 de mayo de 2010

Tantas cosas.

Tantas cosas que decirte que no se como empezar,
que te quiero, que te amo, que sin ti no puedo estar.
Pero contigo tampoco, esto tuvo que acabar,
aunque no lo que siento nunca te dejaré de amar.

Tengo miedo de dejarte, besarte y perderte,
no sé si algún día tendré fuerzas de volver a verte.
Soñare cada noche con volver acariciarte,
te juro que nunca en la vida yo podré olvidarte.

Te conocí, me enamoré, pues mi vida en tu mano,
te quise, aceleré y nunca pisé los frenos.
Debiste dejarlo todo ya hace tiempo o quizás no,
Lo único que sé es que sí, te echaré de menos.

Te estoy escribiendo y al mismo tiempo estoy llorando,
que pensarte sin tenerte es lo que mas me duele.
No puedo verte ahora, pero te estaré esperando.
Mi corazón lucha por ti pero al estar sin ti se muere.

Se que nuestra situación era muy difícil,
que tu paciencia finalmente se agotó.
Sé que muchas veces me porté como un imbécil,
y ahora soy un imbécil con el corazón roto.

Se ofender a Dios por robar una estrella,
y por tenerla en mi corazón reclusa.
Hago bello esto, porque mi musa es bella,
tú eres ella la estrella, para esto mi musa.

Fui cobarde cara a cara, no pude hacerlo,
espero que algún día puedas perdonarme.
Me hiciste el hombre más feliz, debes saberlo,
no creo que como tu nadie más pueda amarme.

Elevarme al infinito como tú lo hiciste,
hacerme soñar despierto con el paraíso.
Amor más grande en este mundo ya no existe,
Desde que Adán a Eva tanto la quiso.

Quería raptarte y parar el tiempo,
amarte como una mujer nunca amó a un hombre.
Que se acabe el mundo, que se pare el tempo,
Si quieres tenerme solo grita mi nombre.

Guárdame en tú corazón y que no se te olvide,
Que e muerto al perderte porque tú eras mi vida.


No hay comentarios:

Publicar un comentario