domingo, 2 de mayo de 2010

No me faltes.

No me faltes nunca
Porque después de haberte conocido
No tiene sentido mi vida sin tenerte.
Me has creado tan enorme dependencia
Que no podría dar un paso en firme.
No me faltes nunca, amor mío,
Porque cada día más y más te necesito.
Te has convertido en alma de mi esencia,
En estrella polar de mis sentidos,
En guía de mis sueños... En mi propia vida te has convertido
No me faltes nunca, mujer mía,
Porque has impregnado mi ser con tu persona
Y mi persona sin ti ya no es persona,
Sino un barco errante, sin rumbo, a la deriva.
No me faltes nunca, cariño mío,
Porque ya no puedo vivir sin contemplarte.
Porque mis oídos sólo sirven para oírte.
Porque mis labios se secarían esperándote.
Porque mi cuerpo precisa de tu cuerpo para amarte
No me faltes nunca, amor querido.
Nunca, ni una hora, ni un minuto
Porque enloquecería.
No me faltes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario