jueves, 20 de mayo de 2010

Dolor intenso

Me duele el corazón de amarte tanto,
La boca reseca de gritar tu nombre
Esperando que el viento te lleven mi mensaje,
Me duele las manos del vacío que me dejaste.

¿Recuerdas mi amor lo felices que fuimos?
Tú, bebiéndome, y yo complacido, queriéndote.
¡Oh amor, qué tiempos tan felices aquellos…!
Unidos en un pensamiento, sin cesar, amándote.

Hoy el dolor es intenso, amargo cáliz bebo,
Pensándote día y noche, vivos mis recuerdos,
Lo más amargo: sueño contigo y no estás a mi lado,
Que mis manos te buscan y tus besos no hallo.

¿Recuerdas amor, que excelsa felicidad a tu lado?
Recorriendo montes y valles, entrando en recovecos,
Mojados de sudores, de licores de los dioses,
Y tú, mi amor, explotando estrellas de colores.

¿Recuerda mi vida nuestras pasiones consumidas,
El deseo anhelante de complacernos el uno al otro?
Hasta los mínimos detalles nos eran importantes:
Una mirada, un suspiro, un beso en el parque, nosotros.

Mirar el cielo estrellado, observar la luna en su paseo,
Todo, mi vida era bello, lo lindo estaba dentro de nosotros,
En nuestro soñado y romántico amor de enamorados,
Dos almas vibrando de pasión reflejándolo en el rostro.

Recuerdo mi amor, oliéndote el alma, tu hermosa rosa,
Tu bosque florido abriendo sus ramas por la lluvia regada,
Recuerdo amor, el canto de la aves, el vuelo de la golondrina,
La diversidad de un jardín florido, la fragancia a yerba mojada.

Y todo eso, amor, se me ha oscurecido en la soledad de mi alma;
Ya no brillan las estrellas, y la luna, de mis ojos, ha desaparecido,
El bosque se me ha agostado y los pajarillos ya no dan sus trinos,
Y yo, cielo mío, en mis pensamientos, ensoñándote complacido.

1 comentario:

  1. Yo he vuelto a caer, a estar mal, por lo tanto, no hace falta que te disculpes, comprendo que lo único que hagas ultimamente es pensar. De tanto pensar quizás se te funde el cerebro, yo guardaría un poco para que, algún día, puedas escribir algo sobre la libertad, la felicidad, o quien sabe, el amor...
    Un abrazo muy fuerte, y no sufras más.

    ResponderEliminar