lunes, 19 de abril de 2010

Te extraño

Hoy me acordé de ti, como cada día desde el momento en que te fuiste, aunque a veces te siento tan cerca, que me parece oírte volver a hablar. Hablar de crecer y tener esperanza, de ser bueno y de cuidar a los demás. Sigo soñando contigo, de que vamos a la playa, el campo y el parque, que me vienes a visitar al preescolar, de que me das tu mano y me enseñas a volar. Hay noches que me despierto de largos sueños de estancia contigo, y siento más que nunca tu ausencia. Ha cicatrizado un poco la herida, cuando estoy solo en tu casa no me pongo a llorar como antaño, pero sigo sin poder mirar las cenizas encima del mueble de la maquina de coser.

A pesar de toda la nostalgia y de todo la tristeza que me dejó tu partida, siento un enorme agradecimiento por haberte tenido en mi vida, por haber sido parte de tu vida, por haber tenido el privilegio de ser nieto de una gran mujer como tú... Rosario, apenas he escrito unas cuantas líneas y ya los ojos se me están empañando...

¿Cómo resumir lo que significaste en mi vida? Fuiste tanto para mi... Mi abuela, mi modelo a seguir, mi amiga...mi madre... Me enseñaste tantas cosas… ha ser bueno, apoyar a los demás, y defender a los míos, y perdonar a las personas que me hacen dañar, pues misericordia siempre se debe de ceder, ellos no saben lo que hacen.

Ay abuela.... Cuánta falta haces... Qué vacía se siente la casa sin tu presencia... No sabes cómo extraño nuestras conversaciones.... Es que extraño hasta tus regaños... Extraño entra en casa y que me cocines, te extraño en las reuniones familiares… navidades y mi cumpleaños… Si tu no mes regalas nada, es como si no tuviera nada.

¿Sabes algo? Dicen que me parezco a ti en el carácter, que tengo tu orgullo y tu buen corazón. No se por que será, por el tiempo que estuvimos juntos, o de lo lucharte y me apoyaste.

Un día gris nos dejaste, te quedaste dormidita y descansaste, de una buena vez. Pero profundo sentimiento de dolor en mi no pude despedirme de ti, ni que te quiero con locura, pasa el tiempo y este error imperdonable no me deja, hoy le digo al viento que entra en tu casa: “Te quiero Abuela y te llevo dentro, en cada uno de los miembros de tu familia dejaste un cachito de ti, eso es lo que te mantiene vivo y así será por siempre...”

Recuerdo el triste día de una semana después de mi cumpleaños, de que me vinieron a buscar al instituto, y me dijeron de tu muerte .De como la familia lloraba, y vino tanta gente, y vi a mi abuelo, tu marido, que no resbalo una lagrima por su mejilla… lo había pasado tan mal, que comprimió todo su dolor, te intento salvar, el es quien mas se reconcome pensando que te pudo salvar siempre nos dice: "si hubiera estado alado de mi mujer estaría hoy aquí" ...pobre, te quería tanto, sigue llevando la alianza que te une a ti, y cada día sin que nadie lo vea mira tu foto durante un rato, se que te echa de menos como yo, incluso mas, se sienten tan solo. Todos los viernes a falta de algunos voy y los paso con el, lo quiero mucho, y a el se lo digo, no quiero que me pase como a ti.

He escrito esto para ti espero, que desde donde este puedas leer estas líneas:


Adiós Abuela y perdón, porque a pesar de haberte tenido
conmigo nunca pasé tanto tiempo contigo como hubiese querido,
y a pesar de haberte querido tanto, siento pena por no habértelo demostrado.

Adiós Abuela y perdón, porque a pesar de lo que me enseñaste
y el amor que me brindaste no he cumplido los objetivos
con los que alguna vez soñaste.

Adiós Abuela y gracias, porque me dejaste el mejor legado,
una familia grande y hermosa a la que siempre he amado,
la cual tu mantuviste unida a través de los años
bajo tu mirada cálida y cariñosa.

Adiós Abuela y gracias, por todo cuanto me diste,
por tu semblanza y convicción, tus valores y sus matices
que formaron lo que hoy soy.

A Dios le pido que te guarde un lugar consigo,
porque ya no serás mi Abuela, serás un ángel que cuidará de mí desde
el cielo y aunque me falte tu presencia yo te sentiré cerca de mí,
en mis momentos tristes y de felicidad,
porque cuando mas solo me encuentre yo se que tu estarás ahí
para apoyarme, cuidarme y protegerme.

Ahora solamente me queda esperar el momento
en el que tú y yo nos volvamos a encontrar,
yo se que ese momento algún día llegará,
y cuando ese momento llegue te quiero ir a encontrar
con un gran abrazo, y con lágrimas en los ojos
te diré lo mucho que te extraño.

Me despido de ti, no es un adiós porque ahora más que nunca se que viajas conmigo, porque te veo en mi mirada cuando me miro al espejo y peleo, cuando soy valiente como lo eras tú, asomas a mis ojos desde dentro, me acaricias el alma y me das la fuerza que me falta. Gracias...una vez más.Escribire mas para ti, pero hoy ya no puedo mas los ojos bañados en lagrima no me dejan leer lo que escribo. Te quiero hoy mas que ayer, espero que menos que mañana.

Tu nieto, no te olvida.

2 comentarios:

  1. Es precioso... me has hecho incluso echar de menos a tu abuela... :)

    Gracias por pasarte por mi blog, ahora tengo dos blogs. Uno de paridas y el otro de cosas un poco más profundas ^^.

    ResponderEliminar
  2. Parece que no está, pero no es cierto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar