viernes, 30 de abril de 2010

Te espero.

Es de valientes sonreír cuando tu corazón solo quiere decaer en el devenir de la desolación, de tu distancia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario