miércoles, 3 de marzo de 2010

Ella me mato

Ella me hizo una promesa imcumplida de una vida.
El Sol me fue betado, la luna y las estrellas prohibidas.
Dármelo todo fue producto de pasión insostenida.
Más tarde, robármelo
oculto instito homicida.
Ilusiones perdidas
sueños hechos pedazos
a causa de mierda ingerida durante el embarazo.
Yo solo le pedí abrazos
y me ofreció su desprecio.
El vicio era su ocio
por ello pagué un alto precio.
Sin previo juicio
condenado a exilio eterno entre dos mundos,
donde vago sin rumbo
entre el cielo y el infierno.
Sin verano ni invierno
con un dilema interno.
Desde ayer no pienso en nada más
que no sea ver su cuerpo moribundo.
No vi la luz ni un segundo
es tanto lo que imagino.
Tenía derecho a regalarme un futuro
no un destino.
Mi camino minó en un episodio.
El amor negado me trajó a este lado
donde me he llenado de odio.
¿Quién te dio derecho a decidir mi suerte?
¿Hay razón tan fuerte para que antes de nacer te condenen a muerte?

Tras aquel cuerpo inerte quedó un espíritu vivo.
"Veo como malgastas lo que me robaste sin motivo."
Yo pido justicia ciega para ti,
que una sobredosis de lo que me trajo aquí
te haga estar junto a mí.
Pido un justo fin de tus días allí
donde no fui
verte morir poco cambiaría
pero me haría feliz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario