miércoles, 29 de julio de 2009

Hipertermia y hipotermia

Hipertermia

La hipertermia, el golpe de calor o (en caso de ser originado por radiación solar) la insolación es un trastorno grave que se presenta cuando un organismo homeotérmico no alcanza a disipar más calor del que genera o absorbe, y generalmente ocurre por estar expuesto a una fuente de calor.
Es distinta de la fiebre, que es una reacción del organismo en la que éste eleva temporalmente la temperatura homeostática a un nivel más alto como respuesta inmunológica a algún agente externo.


La hipertermia puede ser creada artificialmente con drogas o aparatos médicos. En esas instancias puede tratar cáncer y otras condiciones. La hipertermia maligna es una rara complicación de algunos tipos de anestesia general.


Se considera hipertermia cuando la temperatura corporal rebasa los 41°C. En la hipertermia el punto de ajuste hipotalámico no cambia, pero la temperatura corporal sube superando los mecanismos de regulación de temperatura. Como consecuencia de esto se produce el llamado golpe de calor o insolación.

Hipotermia

Hipotermia (del griego hypo que significa debajo y therme que significa calor) es el descenso no intencional de la temperatura corporal por debajo de 35º C medida con termómetro en recto o esófago.

Si hace mucho frío, la temperatura corporal desciende bruscamente: una caída de sólo 2ºC puede entorpecer el habla y el afectado comienza a amodorrarse. Si la temperatura desciende aún más, el afectado puede perder la consciencia y hasta morir.

Se considera hipotermia leve cuando la temperatura corporal se sitúa entre 33 y 35 ºC, y va acompañada de temblores, confusión mental y torpeza de movimientos. Entre 30 y 33 ºC se considera hipotermia moderada y a los síntomas anteriores se suman desorientación, estado de semiinconsciencia y pérdida de memoria. Por debajo de los 30 ºC se trata de una hipotermia grave, y comporta pérdida de la conciencia, dilatación de pupilas, bajada de la tensión y latidos cardíacos muy débiles y casi indetectables.

En algunas intervenciones quirúrgicas, los cirujanos provocan una hipotermia artificial en el paciente, para que la actividad de los órganos sea más lenta y la demanda de oxígeno sea menor.
Es un síndrome grave con alta mortalidad.

Urgencia médica que requiere tratamiento, generalmente en la Unidad de Cuidados Intensivos

1 comentario:

  1. yo he llegado a tener 42 grados de fiebre de pequeña... y yo tan feliz viendo elegantes rosas y mounstros a los pies de mi cama jajaja pero por el resto.. no me han quedado secuelas xDD

    U.U tan rara soy??

    nos leemos!

    ResponderEliminar