viernes, 15 de mayo de 2009

Ser Anti-Sistema.

"Antisistema"... a menudo se asimila cualquier actitud gamberra o provocadora con este término. Pero, ¿sabemos que es realmente ir en contra del sistema? Creo que hay bastante confusión con estos términos.Ir en contra del sistema no es lo mismo que ir contracorriente. Se puede vivir perfectamente yendo contracorriente e instalado más o menos cómodamente en el sistema.
La cuestión más bien sería en contra de qué sistema se está. Por ejemplo, un activista radical "antisistema" no vacila en acudir a la consulta del médico "del sistema" si se siente enfermo o a la policía si le roban su bicicleta. Una persona que fuera antisistema y coherente viviría al margen de estos servicios (que también hay casos).

Por lo tanto, primero hay que ponerse de acuerdo en qué llamamos sistema.

Yo propondría una separación entre sistema y Sistema. Un sistema es un conjunto organizado, digamos una sociedad, que emplea una serie de herramientas fundamentales para poder llevar adelante su existencia de una forma más o menos exitosa. Los hippies que viven al margen de la civilización en la Alpujarra también tendrán su propio sistema; no se puede sobrevivir mucho tiempo en el caos absoluto. Y los sistemas, con sus imperfecciones fruto de la propia imperfección de los individuos que maneja, son buenos y necesarios para afrontar la complejidad a todos los niveles que supone la vida.

En contraposición, tendríamos el Sistema, que sería el monopolio de un determinado sistema, apropiado y explotado por unos pocos, e impuesto al resto como única solución, como único sistema posible fuera del cual está la nada absoluta.

Hay que tener muy claro contra qué sistema se va en contra, porque en la mayoría de los casos los antisistemas están dando patadas en la mano que les da de comer. No se puede estar en contra del sistema que te permite desarrollarte pero sí en contra de la imposición por parte de un oligopolio de un solo sistema para todos, es decir, el Sistema. El Sistema además es el encargado no solo de imponerse si no de hacer proselitismo al inculcar de forma coercitiva un modus vivendi único, a través de la televisión, que machaconamente envía mensajes con patrones de conducta adecuados, que luego el miedo a la no integración en el grupo se encarga de consolidar.

Y como se asume que romper con el Sistema implica romper con los sistemas necesarios para poder convivir, se cae en la marginación, que lleva a todo lo demás. Tendríamos que ser capaces de armonizar muchos sistemas (ya que todos sería casi imposible), para poder vivir libres sin la mordaza del Sistema.

Conclusión:" la ideas de el antisistema esta muy bien, el problema es el aspecto extremista que tiene los grupos radicales."

1 comentario:

  1. hooooola ^^ ... voy al grano ^^ ... hice una pagina web: http://www.fucks-problems.tk/

    y tengo una seccion de curiosidades, me encanta todo lo que escribes en tu blog, asi que la pregunta es... me dejarias publicar lo que tienes en tu blog en mi pagina?? pondria al autor (o sea, tu ^^) y podrias escribir mas, y yo los publicaria ^^

    si eso agregame y mandame un correo con la respuesta: lokilla_tani14@hotmail.com

    GRACIAS ^^

    ah!! arriba la anarquia!! xDD

    PD: si conoces a alguien que quisiera colavorar y escribiera como tu... pues encantada ^^

    contesta plis xD aunque sea con un no ^^

    ResponderEliminar