viernes, 27 de febrero de 2009

El stres y el vello facial en la mujer.

El estrés ha disparado el exceso de vello facial en las mujeres españolas, una alteración conocida con el nombre de hirsutismo, según informó el jefe del Servicio de Dermatología del Hospital Virgen Macarena de Sevilla, Francisco Camacho, en el marco de un congreso de dermatología que se celebra en Barcelona.

El hirsutismo se caracteriza por la presencia en la mujer de pelo en zonas propias del hombre, como la cara, el pecho o la espalda, así como en extremidades o la parte superior del abdomen. La principal causa se debe a un aumento de la producción de los andrógenos, las hormonas masculinas. Camacho señaló que el estrés femenino «ha aumentado mucho en España, debido a la incorporación de la mujer en el mundo laboral» y los «cambios que le han obligado a ajustarse a una sociedad actual, en actividad constante». Según este experto, el estrés provoca la secreción de la hormona adenocorticotropa en el cerebro, lo que incide sobre la corteza de las glándulas renales, aumentando la producción de andrógenos, responsables del desarrollo de ciertas características masculinas, como el vello facial.

A pesar de que los expertos afirman que esta alteración se ha disparado en España, no existen datos estadísticos que lo confirmen. En Inglaterra, hay estudios que demuestran que el 26% de las jovenes sanas tienen hirsutismo, según el portavoz de la Academia Española de Dermatología, Miguel Aizpún. La mayoría de las afectadas no acuden a los especialistas para tratarse y optan por hacer uso de las pinzas, de la depilación con cera o la decoloración del pelo, una de las prácticas más populares.A pesar de que las mujeres todavía son reacias a acudir a la consulta médica para tratar esta alteración, en España ha aumentado la proporción de afectadas que deciden pedir la ayuda de un especialista. Actualmente, se calcula que el 5, 6% de las mujeres españolas con exceso de vello facial consultan con su médico, frente al 1, 2% de las que lo hacían a principios de la década de los años 80, precisó Camacho. Las principales causas de esta alteración se deben a trastornos hormonales, factores hereditarios y a la constitución.

“No todas las europeas son iguales, las alemanas son más robustas y tienen el triple de hirsutismo que las españolas”, añadió. El 23% de las afectadas lo intenta resolver buscando el consejo de la familia, el 20% se dirige a la esteticista, un 15% a los amigos, un 4% a los farmacéuticos y un 6% no recurre a nadie y se guarda el problema, según Aizpún.

Conclusión:" afeitate Loca!, que pareces un tio"

1 comentario:

  1. jajaja que conclusión!

    ... creo que una de mi clase tiene esa patología... no te iras a dormir sin saber algo nuevo! xD

    ResponderEliminar