jueves, 13 de mayo de 2010

Solo ya.

Muerto… corazón roto y revuelto… solo… entre pensamientos… si quisiera, y no tuviera tanto miedo… ¿qué miedo? Al que sé que nadie pulsará el botón rojo, que los malos sería yo, que el bueno me dejaría morir… que si existe un Dios lo pillaría ocupado en el otro lado… que si no existe, pediría que pasara algo y acabaría acabado… que el reloj se quedaría parado, que moriría desangrado, o convulsionado… rodeado de gatos y perros ladrando… que para ti sería tarde… que para mí sería el final… que me apago… y no me vuelvo a usar…

Cansado… sin fuerzas para levantar ánimos… sin ganas de apreciar la vida… con delirios y tentaciones de dejar todo a un lado… con pocas esperanzas de encontrar algo… con vagas visiones a la realidad para recibir mis azotes de crueldad… dando oportunidades al cambio en mi retina, pero con siempre iguales resultados… yo, cansado… triste y vagando por los recovecos de mi cabeza… pensando.

¿Qué pasará cuando realmente esté harto? ¿Cuál será la gota que colme el vaso? Ese es el chaval que está muy raro… casi luchando por mantener cuerdo mi estado… un día puede que suelte los perros que están atados en mi boca y te escupa todo lo que llevo guardado… ahora… no me merece la pena gastar más fuerzas… me abstengo a la supervivencia… nadie sabe que hay detrás de mi cara serena, triste y sin fuerzas… tal vez defraudado… yo soy poeta… o un desequilibrado que intenta hacerse un hueco en este planeta con sus depresivos escritos llenos de incoherencias… tal vez no merezca la pena y deba dejar esto como nota a los que nunca me llegaron a ver la cabeza…

La realidad es que todos y cada uno de vosotros llegaríais muy tarde para actuar… si decidiera dar el paso… por eso, no actúo… porque la seguridad de mi victoria y vuestro fracaso es tan real… que el miedo me hace quedarme aguantando…Hasta…Hasta volverla a tener...

No hay comentarios:

Publicar un comentario