jueves, 11 de marzo de 2010

Vive plenamente tu vida 3/3

Tienes miles de caminos a tú alrededor, caminos más grandes, caminos más fáciles, caminos más difíciles.

Opciones


Como quieres encauzar tu vida, ¿quieres encauzar tu vida, o quieres empeorarla?

A tu alrededor hay miles de caminos y de ayudas, tienes recursos de todo tipo, puedes apoyarte y miles de motivaciones. Amor, música, lectura, cine.

Tenemos la experiencia, de que si ha brotado de nuestro pecho una firme decisión, le podemos dar vida a esta decisión, con una pronta osadía, actuando de inmediato y sin dilación alguna. Como también la experiencia nos lo ha demostrado, que la irresolución nos lleva a la parálisis y al encogimiento.

Ante una adversidad, la vida nos da la oportunidad de tomar una decisión existencial:

Seguimos aferrados a la vida luchando con honor y dignidad, mostrando un valor ejemplar, o bien, maldecimos nuestro destino y hacemos de nuestra existencia un viacrucis.

Si optamos por estar plenamente vivos en nuestra vida, podríamos sentirnos como se sintió Fausto, en la obra que con este mismo nombre escribió Goethe: “Siento bríos para aventurarme en el mundo, para afrontar las amarguras y dichas terrenas, para luchar contra las tormentas y permanecer impávido en medio de los crujidos del naufragio”.

Si optamos por el viacrucis, aceptemos que permanentemente un mezquino terror se robará nuestra alma, y la aventará a las penumbras de la no vida, de la indecisión, y de un vaivén que va de la impotencia a la desesperación.

En el fondo de nuestro corazón, sabemos que la poderosa instancia de nuestra alma puede vencer muchos obstáculos, como también sabemos, que podemos desperdiciar el inmenso tesoro que es el día en que estamos viviendo, hiriendo de muerte al día con nuestra voluntad indecisa y nuestro torpe actuar vacilante y medroso.

No te abandones a los deseos de los demás ¿los deseos de los demás son favorables para ti? Favorable es llegar a ser feliz, ¿que si no es mejor que recontrate bien contigo mismo y feliz?

Tienes valores dentro de ti, que ni ti sabes que tienes, entre esos valores tendrás los que te empujen a escoger tus mejores opciones estos te dará la energía suficiente para poder hacerlo.

Si no lo haces tu mismo no lo conseguirás, no llorando, el camino es levantarse, es llegar al final y congelo.

Consigue por ti, con tus opciones, eligiendo tu camino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario